Copywriting de respuesta directa

Cando se habla de copywriting de respuesta directa, o direct response copywriting, es normal ponerse en modo sepia o blanco y negro y sintonizar con aquellos anuncios de las revistas y los diarios que invitaban a recortar un cupón, enviarlo por correos (el de estampillas y sobres, no el de arrobas y botoncitos) y pedir:

  • Un boletín gratuito
  • Un curso por correspondencia.
  • Una suscrición a alguna publicación especializada.

El detalle es que el copywriting de respuesta directa está vivo y entre nosotros en cada una de las webs que visitamos desde Amazon a Netflix.

Web copywriting o copywriting digital

En cierto libro de relatos el prologuista comentaba:

“Vamos a ahorrarnos acá la idiotez de decir que esto es literatura urbana, ya no hay nada que no lo sea”.

Te digo eso porque da la impresión de que todo el copywriting se hace para la web, para los medios digitales.

Al punto que alguno pudiera decir:

“Vamos a ahorrarnos acá la idiotez de decir que esto kapí-rrairin digital, ya no hay nada que no lo sea”.

Pero, aunque un porcentaje altísimo de los textos persuasivos que se producen tienen como canal final la web, la verdad es que se sigue haciendo copy para otros medios a los que no les entra el Wifi.  

¿Qué cómo es el copywriting digital?

Como el copywriting de toda la vida aplicado a los medios digitales. Punto.

Mucho de lo que te digan al respecto serán gramínea seca, ganas de rizar el rizo.

Como te comentaba en el apartado anterior: en la web es incluso más aplicable hablar de copywriting de respuesta directa.

¿Por qué?

Porque gracias a los medios digitales te pueden contestar rápido, en tiempo real, incluso.

Claro, que en la web ya no se habla de hacer que el lector corte el cupón, ni de preparar los sobres de forma tal que se minimicen las posibilidades de acabar en el cubo de basura. En cambio, se hablan de otros asuntos.

¿Cómo cuáles?

Como los que siguen:

SEO Copywriting

El SEO es una disciplina fascinante, amplia y compleja que tiene dos áreas de acción bien definidas:

  • El SEO On Page.
  • El SEO Off Page.

(Tengo una amiga SEO argentina, que cuando lea esto me dirá: César, pero vos sabés que el Es-I-Ou es más abarcativo que eso, no los simplifiqués a esos niveles…)

Donde el copy y el SEO se encuentran es en eso que llaman SEO On Page.

¿Y de qué va ese maridaje?

Bueno, que se escribe como siempre, pero respetando ciertos aspectos que tributan al posicionamiento en los buscadores

Como todo en la vida, la cuestión está en encontrar un balance donde el texto no termine tan condicionado por los elementos de la optimización para buscadores que pierda el efecto persuasivo.

Se debe evitar que el copy se convierta en comida para las arañas de Google y un pasticho incomible para la gente que lo debería leer.

Copywriting para ecommerce

Cuando se habla de ecommerce se piensa en:

  • Productos.
  • Las descripciones de los productos.

Entonces tienes:

Las descripciones de productos que escribe alguien que no sabe nada de copywriting, que son tan estimulantes como el manual de instrucciones de una tostadora.

Las fichas de productos que escribe alguien que sabe copywriting, que pueden hacer que las tostadoras resulten estimulantes y más comprables.  

Copywriting para emails: email marketing

Allá afuera hay más de cinco millones de lugares donde te explican de qué va eso del email marketing, no pienso decirte lo mismo.

En el mercado hispano se suele pensar en el experto en email marketing como en un jugador de hundir la flota que no se divierte, ni divierte a nadie, porque juega solo.

Los email marketers son vistos como técnicos del autoresponder, genios de las automatizaciones, virtuosos de los funnels y enviadores de newsletters.

Al final terminan siendo unos colectores de estadísticas y no lo que deberían ser: unos vendedores por email.

CRO copywriting

CRO son las siglas de Conversion Rate Optimization.

Que en castellano sería algo así como: Optimización de la Tasa de Conversión.

Se habla de CRO en el mundo online para referirse a la práctica que, a través de pruebas, mediciones e implementaciones varias, buscan incrementar las conversiones.

Entonces aquí es donde suelto una opinión, personal, parcial y sesgada:

Hablar de CRO copywriting es un tanto redundante, ¿por qué?

Porque el copywriting (el de verdad) apunta siempre a la conversión.

Ay, que escucho decir a alguno:

¿Por qué no hablaste del UX copywriting o copy para interfaces de usuario?

Aquí va mi respuesta:

Porque los copywriters escriben para vender.

Los UX writers, por su parte, son los que trabajan en conjunto con todo un equipo de desarrollo de producto: diseñadores, programadores… y escriben los textos que se encuentran en las interfaces de ciertas plataformas. Estos textos tienen como objetivo facilitar la interacción y que esta a su vez resulte estimulante. 

No existe tal cosa como el UX copywriting.

Lo que existe es el UX writing y el copywriting.

Los primeros están enfocados al desarrollo de los productos, los segundos a aumentar las conversiones del producto.

Copywriting por nicho por sectores del mercado

En el apartado anterior veíamos una clasificación del copywriting atendiendo al medio o al formato. Pero también se suele clasificar al copywriting de acuerdo con el sector donde se desarrolla o el mercado al que apunta.

La premisa es la misma y aquí es donde te suelto el estribillo: copywriting hay uno solo. Claro, que si querías saber si hay algún sector del mercado donde se puede hacer copy pues mira la lista:

  • Copywriting inmobiliario
  • Copywriting para eventos
  • Copywriting gastronómico
  • Copywriting turístico
  • Copywriting para compañías o startups de SaaS
  • Copywriting medico
  • Copywriting del fitness y el deporte
  • Copywriting para especialistas del crecimiento personal
  • Copywriting de productos y servicios para adultos
  • B2C Copywriting    
  • B2B Copywriting
  • Y así hasta el infinito.

Si quieres aprender en serio en la siguiente sección comparto contigo algunos datos que tienen que ver con aprender copywriting. Aquí.

Cerrar menú