El falso copywriting digital, las fórmulas y el síndrome de la percepción de igualdad entre marca

Luis Basatt en su libro rojo de la publicidad habla del síndrome de la percepción de igualdad entre marcas.

Lo que hay que agregar es que ese síndrome no es algo que padezcan los consumidores.

No es un problema que esté en el ojo del receptor.

Es una enfermedad mortal que ataca a las marcas, negocios, empresas y lo más curioso es que muchas deciden padecerlo.

Dicho de otra forma: se dejan morder por el zombi.

Eso es lo que pasa cuando se comienzan a usar las fórmulas como único recurso. Te terminas pareciendo a los que se supone no deberías parecerte.   

¿Cómo evitar este síndrome?

Si tu marca ya fue mordida por el zombi aquí está el antídoto:

Al suscribirte muestras tu conformidad con las políticas de privacidad y con la idea de que te envíe un email cada día.

Tipos de copywriting

“¡Por favor! El fútbol es uno solo y a mí no me saca de la formación clásica… “

 RFN Memorias de un Wing Derecho

Como están las cosas en el patio se puede decir que hay dos tipos de copywriting:

  1. El de verdad.
  2. El de mentira.

Es que copywriting hay uno solo:

El copywriting donde una persona —el copywriter— escribe un texto con la intención de vender un producto o un servicio, en la web o fuera de ella. Punto.  

Todo lo demás son clasificaciones o especializaciones de la disciplina.

Así, existe una clasificación orgánica del copywriting que se ha creado en función de:

  1. Los canales.
  2. Los canales.
  3. Los canales.
  4. La industria.

Pero también hay un clasificación artificial creada en función de ciertas tendencias, pero que no obedece a ninguna razón objetiva.

Pero esta fragmentación artificial del kapí-rrairin no nos interesa, porque no es que existan muchas “escuelas”, “vertientes” o “corrientes” de copywriting que se traduzcan en distintos tipos de… copywriting.

Por eso se le colocan aditamentos, prefijos, sufijos y otras partículas que dan una falsa sensación de variedad.

Luego, para tapar el hueco, recurren a artificios y al final te hacen creer que el kapí-rrairin es un asunto puramente estético.

Que el copywriting es forma y no fondo.

Así, si tienes:

  • Un mensaje inconsistente.
  • Una oferta fofa.
  • Una historia infumable.

Y los tomas y le cambias la apariencia dejando intacta la sustancia ¿sabes qué tienes?

  • Un mensaje inconsistente.
  • Una oferta fofa.
  • Un historia infumable.

Claro, con maquillaje.

En el copywriting, por encima del cómo, importa el qué.

Y no lo digo yo, lo dice John Caples.

Ahora si veamos los tipos de copywriting de verdad… haciendo clic aquí

Cerrar menú