Este es el lugar donde contactas a un tipo que escribe cosas por dinero para que puedas ganar dinero

Pero antes, tres cositas.

Uno:

Yo sé que en esto del marketing online se lleva mucho eso de la velocidad y los cacharros automáticos.

Y si tienes mucha prisa y te da pereza leer, entonces ni me contactes.

De verdad, es mejor para los dos.

En breve entenderás porqué, pero sigamos:

Dos:

Me gusta el dinero.

Tres:

Escribo:

  • Emails
  • Cartas de venta
  • Artículos

Por eso

… me contratan personas a las que también les interesa al menos una de esas cosas.

(Un dato: casi siempre es el dinero).

Pero claro, antes de contratarme se aseguran de que pueda escribir.

¿Cómo se hace eso?

Bueno, es sencillo:

Envío un email cada día.

En esos emails cuento un montón de historias.

Esas historias muchas veces se relacionan con el copywriting y esas yerbas.

Otras no, pero…

Si en su momento me hubiese apuntado a una lista así habría dicho:

“Oh, señor, es lo más parecido a que alguien te mande cheques en blanco por correo todos los días”.

Pero no me creas.

Hay gente que se apunta y se da de baja.

Otros se apuntan y me contratan.

También tengo un blog.

Y algunas cartas de venta / manifiestos / declaraciones de intenciones que te haré llegar si te suscribes.

O si me las solicitas por correo. (En un segundo te diré mi email)

No es que quiera ir de chulo, ni nada.

Es que…

Así es mejor, para tu negocio y el mío.

Te diré la razón. Escucha:

Por lo general la gente contrata redactores baratos para que trabajen con prisa y… luego los resultados…

Bueno, ya sabes, la web va muy adelantada con esos temas de la clonación.

Si eso es lo que buscas, pues… me temo que no puedo ayudarte.

Lo siento. Y mucha suerte.

¿Por qué?

Porque este es un asunto serio que:

Requiere compromiso.

Así te quedas tranquilo sabiendo que cuentas con alguien que conoce el oficio.

Y yo me quedo tranquilo sabiendo que tú, mi cliente, sabe de qué va esto.

Mira:

Conozco a una persona —en realidad a varias, pero a esta en concreto le van mucho los viajes, los pianos y ligar— que dice:

“Nunca, en ninguna circunstancia en la vida, tengas una aventura casual con una persona con la que no te casarías”

Lo sé, lo sé.

Tampoco es que tengamos que llegar al punto ese del “capi-rrairin amoroso” (tú no eres de esos, ¿Verdad?).

Bueno, lo mismo:

Nunca en la vida dejes que alguien te escriba un texto casual si luego no puedes confiarle TODOS tus textos.

Yo sé que en este mundillo se mueve mucho lo de ir a ciegas…

(El contratante no puede reconocer a un copywriter.

El contratado tampoco).

Y…

Eso. No. Es. Bu-e-no.

Bien:

Hay más cositas que tengo que decirte

Puede que te interesen.

Y te las digo por email.

Sobre los emails algunos han dicho que se divierten.

Incluso alguien que sabe muchísimo de copywriting me dijo:

“Gracias por las perlas”.

Bueno, puede que sea de Burbank o de por ahí donde, según cuentan, las perlas son una cosa mala.

El punto es que:

Por aquí me escribes:*

cesar@cesarescalona.com

(Me dices de qué va tu proyecto y te respondo en breve).

 Y por aquí te suscribes:*

Al suscribirte muestras tu conformidad con las políticas de privacidad y con la idea de que te envíe un email cada día.

*La rima es incidental.

Entonces eso:

Ya lo dijo el maestro:

Escribir / Suscribir.

Si no, nada.

Punto.

Claro, si llegaste aquí sin hacer nada, tranquilo.

No es que seas un chiflado que disfruta leyendo las chapas de un tipo que escribe cosas por dinero.

Es que ese asunto. Ese asunto se me da bien.

.

Al suscribirte muestras tu conformidad con las políticas de privacidad y con la idea de que te envíe un email cada día.